HA LLEGADO EL MOMENTO DE DECIR ADIÓS PROMOCIÓN 2022.

Quiero empezar agradeciendo a las personas que atienden el ingreso y salida de visitantes, ellos son los artífices de la primera imagen que de nuestra institución se forjan quienes nos visitan; una vez adentro, el visitante se encuentra en un entorno de aseo, limpieza y belleza, gracias al abnegado trabajo de las personas encargadas de tales menesteres, mil gracias a esas maravillosas personas; la línea siguiente la forman las mujeres del personal administrativo: tesorera, almacenista, laboratorista y secretarias, sin ellas no podría funcionar administrativamente la institución, mi agradecimiento a ellas.

La rectoría fija unas directrices las cuales son comunicadas a docentes, estudiantes y comunidad en general por los coordinadores y las coordinadoras; excelentes profesionales a quienes todos debemos enorme gratitud. Las directrices emanadas de la rectoría son operacionalizadas por el cuerpo docente, ese cúmulo de saberes y valores, personas que cargan sobre sus hombros la enorme responsabilidad de la formación de hombres y mujeres que han de engrandecer la patria, gratitud y aplausos para ellos. Cabe mencionar a los estudiantes quienes son los responsables de acatar las directrices y cumplir con responsabilidad y calidad humana sus deberes; a ellos gracias. No puedo dejar de agradecer y festejar a las familias por la confianza que depositan en nosotros al confiarnos la educación de sus hijos. A todos mil gracias y un fuerte aplauso.

Ruego a ustedes ahora prestar mucha atención a lo que les voy a contar:

Cuentan que un hombre que amaba las montañas, se estuvo preparando toda la vida para subir a la cima del Aconcagua. Cuando sintió que ya estaba listo, comenzó la expedición, pero quiso hacerla solo[i].

Comenzó a subir y a subir y el cielo se oscureció. Pero él deseaba llegar a la cima y siguió subiendo, sin descansar ni preparar ningún campamento base.

El sol se ocultó y el cielo se oscureció. No se veían ni estrellas, porque el cielo estaba cubierto de nubes. Así que, en un momento dado, el montañero se escurrió y cayó por un precipicio.

El hombre cayó a gran velocidad y pensó que moriría. Por su mente comenzaron a pasar decenas de imágenes de todo lo que había vivido hasta el momento. Pero justo cuando ya llevaba un buen tramo cayendo en el vacío, un fuerte golpe le frenó en seco. Como montañero experimentado, había asegurado su ascenso con una cuerda y ahora esta le sostenía en el vacío.

Con un pequeño hilo de voz, y las manos congeladas por el frío, gritó:

– ¡Dios, ayúdame!

El hombre estaba rodeado por una intensa oscuridad y no podía ver lo que tenía alrededor. Para su gran sorpresa, una profunda voz le respondió:

– ¿De verdad crees en Mí? ¿Piensas que puedo ayudarte?

– ¿Eres Dios? ¡Claro que sí! ¡Ayúdame! ¡Confío en Ti!

– Entonces, corta la cuerda que te sostiene.

El hombre se quedó petrificado, en silencio, sin saber qué hacer….

 

Al día siguiente, con los primeros rayos de sol, unos montañistas descubrieron el cuerpo sin vida de aquel montañero, con las manos congeladas y aferradas con fuerza a una cuerda que le sostenía en vilo a menos de 50 centímetros del suelo.

TRES LECCIONES PARA USTEDES:

  1. Quien no arriesga, no vive:la vida está repleta de obstáculos y pruebas. Puedes intentar quedarte agazapado para intentar evitar el máximo daño posible, pero desde tu escondite te perderás lo más hermoso. No podrás contemplar los atardeceres ni las noches estrelladas. Ni podrás descubrir arco iris tras la lluvia o la serenidad del mar tras la tormenta. Para alcanzar metas hay que arriesgar y para crecer y madurar, también. A veces ese riesgo implica perder otras cosas. Pero si no das el paso, nunca lo sabrás…
  2. La verdadera fe que nos pone a prueba:es muy fácil decir que uno cree en algo sin más. Pero cuando se nos pone a prueba y puede llegar a peligrar la vida, ya es diferente. La fe, como el amor o la amistad, se demuestran en los momentos más complicados, en esos momentos en los que se nos exige algo más que una simple sonrisa.
  3. Esa cuerda que nos impide vivir:la metáfora de este cuento alude a una cuerda que paradójicamente parece mantenernos con vida y sin embargo nos mata. Esa cuerda que en realidad no nos sostiene, sino que nos ata, que nos impide vivir. Todos llevamos una cuerda a la que nos aferramos en numerosas ocasiones. Algunos más que otros. Ese miedo a soltar lo que tenemos para alcanzar algo mejor es muy común entre muchas personas. Y tú, ¿qué cuerdas piensas que te impiden avanzar?

Vivir es un acto de fe. Hoy quiero invitarlos a que vivan con fe y esperanza.

No puedo decirles que la vida es fácil; porque no lo es.

No puedo decirles que caminarán sobre un lecho de rosas sin espinas, porque eso no es cierto.

No puedo decirles que no van a sufrir decepciones, dolores ni pérdidas, porque estaría mintiéndoles descaradamente y de una manera perversa.

Entonces, ¿qué les puedo decir? Les puedo decir que, a pesar de lo difícil de la vida, a pesar de que no existen los caminos de rosas sin espinas, a pesar de que sufrirán decepciones, dolores pérdidas y privaciones; ¡vale la pena vivir!!!!

Y vale la pena vivir porque cada nuevo día se ilumina con un rayo de esperanza que nos invita a confiar en Dios, independientemente de la idea que tengamos de ÉL y su Existencia, el sentido de la vida lo encontrarán en el aire que respiran, en la sonrisa del que nada tiene y poco espera, en la mano amiga que aparece cuando todo lo demás ha desaparecido, en la ilusión de un nuevo empleo, de una clase en la universidad o en el encuentro con la familia al final de una jornada que tal vez no fue placentera pero que supo ser maestra de enseñanzas que ayudarán a forjar un futuro mejor.

¡Jóvenes! La vida los espera con enormes potencialidades y múltiples oportunidades. Salgan hoy con la convicción de que lo mejor de sus vidas está por llegar. Permanezcan despiertos, alertas, para que cuando aparezca no lo dejen escapar.

Éxitos en la continuación de la vida y que Dios los bendiga.

Muchas gracias!

[i] ▷ La cuerda de la vida. Cuento budista para adultos (tucuentofavorito.com)